+3689546 - 3605330
info@costatourltda.com
QUIENES SOMOS
|
PREGUNTAS FRECUENTES

OTRA NOTICIA DE DESCUBRE

Aunque según Cristian Euscátegui, jefe del servicio de pronóstico y alertas del Ideam, bajó la probabilidad de que se presente el fenómeno de la Niña en el país (de junio a julio de este año pasó de 76 a 61 por ciento), eso no significa que no se vaya a dar o que en el próximo mes suba o baje la posibilidad, pues la Niña es un fenómeno de variabilidad climática que tiene su propio comportamiento.

Lo que es seguro que ocurra, según este experto del Ideam, es que sí vamos a tener precipitaciones por encima de lo normal (en la segunda temporada de lluvias) y en algunos sectores se pueden provocar deslizamientos.

Para que la Niña se dé, el océano Pacífico Tropical el más grande del mundo debe permanecer con menos cinco grados centígrados durante cinco meses consecutivos, situación que debe ser acoplada a los vientos alisios, que se fortalecen y producen cambios extremos en el clima. En el caso de Colombia, el principal impacto de este fenómeno se da en las regiones Andina, Caribe y Pacífica, y piedemonte de los Llanos Orientales.

De acuerdo con estimaciones del Ideam, debe haber un acoplamiento; es decir, una respuesta del océano de lo que pasa en la atmósfera. En este momento, el enfriamiento está dado, pero la atmósfera no ha respondido (vientos alisios más fuertes). Ante esa situación, la probabilidad bajó 20 por ciento, aclaró Euscátegui. (Además: Colombia se prepara para enfrentar fenómeno de la Niña)

Sin embargo, tanto el Ideam como el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio coinciden en que no hay que bajar la guardia ante un posible fenómeno de la Niña.

El Gobierno Nacional elaboró el Plan nacional de contingencia del sector de agua potable y saneamiento básico para la temporada de lluvias y el posible fenómeno de la Niña; además se han realizado inversiones por 7 billones de pesos para proyectos de acueducto, alcantarillado y aseo, con lo cual se han fortalecido los sistemas de tal forma que se han podido disminuir los niveles de vulnerabilidad y contar con mayor resiliencia ante la posible presencia de fenómenos, enfatizaron en Minvivienda. (Lea también: Avance de obras para evitar nuevo desastre invernal apenas va en 15 %)

Entre los departamentos que han recibido mayor inversión están Atlántico, 400.000 millones; Bolívar, 440.000 millones; Cundinamarca, 980.000 millones; Santander, 712.000 millones; La Guajira, 309.000 millones, y Antioquia, 320.000 millones.

La ministra de Vivienda, Elsa Noguera, les hace un llamado a todos los alcaldes y gobernadores: Debemos estar preparados para atender cualquier eventualidad asociada con la afectación de los sistemas de acueducto y alcantarillado que puedan perjudicar a la población.

 Recomendaciones

A nivel rural. Verificar la limpieza de quebradas, ríos y ciénagas para evitar desbordamientos.

Sector urbano. Limpieza y mantenimiento de ductos, tuberías y sistemas de alcantarillado que crean obstrucciones que derivan en encharcamiento e inundación.

Para los habitantes del país. No arrojar basuras a los canales y drenajes. Estar atentos a las alertas tempranas. Alejarse de ríos y quebradas que han presentado eventos torrenciales. Monitorear zonas inestables de los sitios donde se encuentran.

A las entidades de agua y saneamiento. Revisar y actualizar sus planes de contingencia sectoriales. Realizar limpiezas preventivas al alcantarillado pluvial. Limpiar los drenajes. Monitorear las zonas inestables que pueden afectar la infraestructura. Llevar a cabo campañas orientadas al adecuado manejo y disposición de residuos. Estar atentos a los pronósticos elaborados por el Ideam. Participar en los comités locales de gestión del riesgo de desastres. 

Tomado de www.eltiempo.com

ACEPTAR